Seleccionar página

coaching para todos - vickimuns.com

 

Leo y oigo hablar del coaching como “algo” que está de moda así como los diferentes tipos de coaching y coachs que se pueden encontrar en el mercado, coaching nutricional, de atracción, cuántico, de sombra, transformacional, espiritual, coaching religioso, “clases de couching” y también coaches de cocina, de belleza, de música o naturales como una farmacéutica que aconsejaba sobre cuál era la mejor crema natural para tu piel y hablaba de la importancia de realizar ejercicio regular y se autodenominaba coach… 

Entonces 

¿Todos somos coaches? ¿El coaching es para todos?

Con todo este mapa no es de extrañar que algunas personas acudan con la idea de tener un coach para que les de consejos, para que les diga qué es lo que tienen que hacer.

Los coaches no disponemos de una varita mágica que solucione problemas, no aconsejamos, ni tampoco motivamos. Si lo que buscas es una solución rápida, un “ibuprofeno” que sólo te calme o conseguir tus sueños en un par de sesiones, entonces el coaching no será tu mejor opción.

Un coach te acompaña para que encuentres tus propias respuestas y soluciones a tus dilemas y dificultades, asienta tus puntos fuertes, te acompaña a que encuentres el mejor camino para llegar a dónde quieres llegar manteniendo tus pies en el suelo, siendo realista, facilitando que pongas en marcha tu motor, tu motivación, definiendo objetivos y metas y trazando un plan de acción.

“El coach apoya de una forma respetuosa a las personas a conseguir lo mejor de su vida y de ellos mismos. Contribuye a que cada individuo llegue a ser lo mejor que puede ser”. Joseph O’Connor

Un proceso de coaching parte de tu presente, desde tu momento actual, lo que piensas, lo que sientes, lo que crees, lo que haces, lo que dices, y se dirige hacia el futuro, hacia dónde te gustaría estar a través de la pregunta permitiendo la reflexión, descubriendo recursos y necesidades, utilizando cada respuesta y cada recurso y generando de nuevos.

¿Es para ti el coaching?

Si apuestas por emprender un proceso de coaching vas a apostar por auto-descubrirte, por aprender, por el cambio, por la transformación, vas a darte la oportunidad de mejorar.

Para que ese proceso de coaching sea provechoso y dé resultados es necesario que el coachee (la persona que demanda un proceso de coaching) cumpla una serie de requisitos:

  1. Uno de los más importantes es querer emprender un proceso de coaching. Si la persona se siente obligada probablemente el proceso de coaching será una pérdida de tiempo y dinero. Si no quieres, no hay coaching.
  2. Compromiso. Comprometerse con el proceso y los objetivos. Un proceso de coaching es inviable si no te involucras, si no te “mojas” en aquello que quieres conseguir, mejorar, cambiar o transformar.
  3. Desafío. Querer desafiar las limitaciones, afrontar las dificultades. Observar, examinar y desafiar esos comportamientos, acciones y creencias que actúan de barrera y te impiden actuar.
  4. Abrir la mente. Estar abierto, tu realidad no tiene porqué ser la realidad de los otros. Estar dispuesto a desaprender para aprender, estar dispuesto a descubrirse, a conocerse, a mirar con otros ojos.

¿Estás preparado/a para salir de tu zona cómoda y emprender tu proceso de coaching?

Imagen: www.freepik.es

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies