Seleccionar página
Quizá hayas oído hablar de los datos casi universales del experimento de Albert Mehrabian en 1967 sobre la comunicación no verbal, seguro que si. Los resultados de este experimento fueron: la parte verbal contenía sólo un 7% del significado en la comunicación, el tono, el volumen y la entonación un 38% y el lenguaje corporal, (gestos, expresiones) un 55%. 

Bien, en el libro “Porqué necesitas un coach” de Juan Carlos Cubeiro (@juancarcubeiro) en el capítulo sobre comunicación, cita a Jesús Enrique Rosas (@neurogerencia), experto en comunicación, dónde en uno de sus artículos del blog “desmonta” la “universalidad” del experimento de Mehrabian, descubriéndonos algunas características:

Jesús Enrique Rosas primero aclara que: ” El proyecto consistía en pedirle a una persona que dijera una palabra (Leyeron bien, UNA palabra), como por ejemplo “Querido” o “Terrible”, y un observador tenía que determinar la relevancia semántica (qué significa la palabra per se) y si el tono de voz y la expresión facial era importante para enfatizarlo. Suena bastante sencillo… “

 

  • Según el proyecto el 55% de la comunicación es lenguaje corporal. Si sólo se observó la relevancia de la palabra, el tono de voz y la expresión facial, este 55% solo puede aplicarse a las expresiones faciales y no al conjunto del lenguaje corporal ya que no se estudió la postura o la kinesia (ciencia que estudia los movimientos y expresiones corporales como medio de comunicación no verbal).
  • El análisis sólo implicaba una gama de emociones “positivas” y “negativas”, no un matiz de emociones diversas (como las propuestas por Paul Ekman, y las microexpresiones del rostro: repugnancia, alegría, ira, miedo, sorpresa, tristeza, desprecio, entusiasmo, orgullo, etc).
  • Como sólo se refería a una sola palabra, la semántica del contexto (el significado, el sentido o interpretación) era inexistente y es un aspecto importante para la comunicación verbal. …“no tenemos ningún problema para identificar el sarcasmo cuando leemos un libro”
  • Ningún hombre participó en el estudio. Los resultados sólo se aplican para las mujeres. No podemos generalizar.
  • Jesús Enrique Rosas, también comenta que Albert Mehrabian ha aclarado estos puntos muchas veces y desmentido en alguna ocasión que esta regla del “7-38-55” sea universal y concluyente.
Es obvia la importancia del lenguaje corporal y verbal, como dice @juancarcubeiro “..no hay maneras de “deconstruir” qué es verbal, no verbal o paraverbal. Todo tiene su importancia”.

Una buena opción es olvidarnos de los porcentajes y centrarnos en ser congruentes y coherentes en todos los aspectos de nuestra comunicación.
Un saludo,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies