Seleccionar página
Y llegó el KakeboLlegó el Kakebo. El libro de cuentas para el ahorro doméstico.
Kakebo proviene del japonés, y la suma de los tres caracteres con los que se escribe significa «libro de cuentas para la economía doméstica». Es un híbrido entre agenda y libreta para llevar cuentas.
Pero no sólo se queda ahí, va un poco más allá tratando de crear conciencia sobre nuestros hábitos de consumo, de reflexionar cómo gestionamos el dinero, de dar valor a lo que es importante para nosotros, de establecer y planificar objetivos en aquello que de verdad queremos o necesitamos.
“Tras el primer mes mucha gente tiene un shock al tomar conciencia de donde se va la mayor parte de su dinero, especialmente en el apartado de ocio y vicio”. “…consumimos más por impulso que por necesidad pero no somos conscientes de ello”. Raúl S. Serrano. Coordinador de esta edición.

Y llegó el KakeboDe origen japonés

Cuentan que fue Tomoko Hina, considerada la primera mujer periodista del país, la que lo ideó a principios del siglo XX, hacia 1904, con el fin de ordenar y registrar el gasto doméstico. Orientada en un principio a la mujer que llevaba la carga del hogar, se extendió por los hogares japoneses como herramienta para organizar la economía familiar y los recursos familiares.
Actualmente hay Kakebos para todos, diferentes variedades y tipos. También se utiliza para enseñar e inculcar el hábito de las finanzas en los niños.

 

Empieza en el mes de enero

El Kakebo se empieza en el mes de enero, en el que se establecen unos objetivos mensuales. Se estructura por meses y semanas y en varias categorías: supervivencia, ocio, cultura, extras y en ellas se anota, en su espacio correspondiente, los gastos diversos (comidas, cafés, etc.) A final de mes se hace balance, se suman los resultados semanales y a partir de esos resultados tú decides si quieres o si es necesario cambiar algunas cosas para el siguiente mes y establecer un nuevo objetivo.

 

Y llegó el KakeboNo todo es coser y cantar

La constancia, la honestidad, la voluntad al igual que marcarte unos objetivos “inteligentes” (concretos, en positivo, medibles, en la medida de tus posibilidades…) eso corre por tu cuenta. Sé constante, no dejes que lleguen las excusas (no tengo tiempo, no me va a servir). Recuerda, el Kakebo sólo es una herramienta para hacerlo más sencillo, no es una solución.

Aquí en España, lo publica Blackie Books (@BlackieBooks), una editorial independiente en Barcelona y aunque al principio se agotó en la web (algunos lo achacan a la crisis que estamos viviendo), ahora parece que ya está disponible. También lo puedes encontrar en Amazon y en la mayoría de librerías.

Aquí tienes un vídeo explicativo del Kakebo. Y para probar la eficacia de la herramienta nada mejor como pasar a la acción.

Saludos.

Fuentes:  Soviet MagazinBlackie Books

Imágenes: Fantastic Plastic Mag, Gonzoo.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies