Seleccionar página

¿Con cuál te quedas?
¿Tiendes más a imaginar cosas desagradables o potenciadoras y creativas?

La imaginación junto con la motivación es uno de los ingredientes básicos del proceso creativo y evolutivo del hombre. Con ella, reproducimos imágenes mentales situaciones, personas o cosas ya sean reales o falsas, nos inventamos situaciones que nunca han ocurrido, objetos que nunca han existido.

Sin imaginación no existiría el arte, ni el progreso, cualquier cosa creada por el hombre pasó primero por la imaginación para luego ser elaborada en la realidad. También nos permite crear estados de ánimo desagradables o placenteros y reforzar o atenuar sensaciones.

Los estudios demuestran que nuestro cerebro al imaginar una experiencia la procesa como real. La imaginación es un gran recurso en nuestras vidas.

Nuestro sistema nervioso a diferencia de los animales nos permite imaginar desgracias, podríamos llamarla “imaginación limitadora”, imaginamos cosas desagradables (que en un 90% no ocurrirán) y peligros que no existen. Por el contrario la “imaginación creadora” es aquella que nos produce bienestar, aquella que nos permite tomar responsabilidad y buscar soluciones y alternativas.

 

¿Qué podemos hacer para cambiar el chip y sacar partido de nuestra imaginación “creadora”?

 

Cree en las posibilidades. Tendemos a quedarnos enganchados en la realidad, en aquello que cada uno de nosotros cree que es posible, sin ver que existen más posibilidades. Los obstáculos se magnifican y nuestras capacidades disminuyen.

“Tanto si crees que puedes como si no, tienes razón”. Henry Ford

Deja a un lado las quejas. La queja es una actitud limitante y tenemos una facilidad increíble para entrar en ella. Con la queja evitamos la manera de mejorar y evitamos buscar una solución. Nuestra imaginación queda dormida.

“El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas”. William George Ward

Actúa con valentía. Cuando ante un desafío nos asustamos, caemos en la trampa de no hacerle frente. El miedo es el reflejo de las excusas y las justificaciones. Nuestras capacidades vuelven a menguar.

“¿Qué sería la vida si no tuviéramos el valor de intentar algo?”. Vincent Van Gogh

Haz que el futuro cobre vida. Frecuentemente pensamos en el futuro mirando hacia el pasado, tomando como referencia nuestras experiencias vividas. Utiliza la imaginación para mirar el futuro e imaginar nuevas posibilidades.

¿Aceptas el reto de utilizar tu imaginación de forma beneficiosa?

Saludos.

*Este artículo ha sido publicado primeramente en el blog Thiomucase, en el que colaboro habitualmente.

Imagen: http://www.gratisography.com/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies