Seleccionar página

Asertividad |vicki munsLa asertividad es autoafirmar nuestros derechos sin dejarnos llevar por la manipulación, ni ser manipulados. Ser asertivo es defender nuestras necesidades. Es encontrar el equilibrio entre una comunicación pasiva (no defiendo mis derechos, ni me respeto) y una comunicación agresiva (no respeto a los demás). Se trata de comunicar lo que se cree, lo que se piensa y lo que se siente abierta y claramente en el momento oportuno.

No tengo una actitud asertiva cuando,no manifiesto mis sentimientos ni mis pensamientos, cuando no opino por temor al rechazo, cuando infravaloro mis opiniones y sobreestimo la de los demás. En esos momentos dejamos que el resentimiento o la rabia se apoderen de nuestra comunicación. Existe una estrecha relación de falta de asertividad con una baja autoestima.

“No interrumpas a la gente mientras habla”, “No puedo hacer perder el tiempo a los demás con mis problemas”, “Tengo que adaptarme a los demás”… éstos son algunos ejemplos de creencias que hemos adoptado que no se corresponden con una actitud asertiva. Si necesitas una aclaración, interrumpe con respeto, si necesitas pedir ayuda o apoyo, pídelo, si no quieres no es necesario adaptarte a los demás, puedes decir “no” y dar tu opinión.

Si tengo una actitud asertiva cuando, expreso mis ideas y sentimientos abiertamente sin despreciar las de los demás, cuando me respeto y respeto a los demás, cuando acepto el valor de la opinión de los demás aunque no la comparta y así evito conflictos. De esa manera actuamos desde la autoconfianza, la autonomía y nuestra autoestima aumenta.

Aplica la asertividad en tu vida diaria y con la gente que te rodea

 

  1. Identifica los falsos esquemas que te impiden actuar con asertividad.
  2. Descubre tus necesidades ¿Qué es lo que quieres? ¿Qué necesitas?
  3. Pide lo que necesites, di lo que piensas y expresa tus propias emociones y sentimientos constructivamente
  4. Toma tus propias decisiones
  5. Acepta la crítica y también los elogios
  6. Reconoce tus virtudes y tus defectos
  7. Acepta los errores, tienes derecho a cometerlos. Si no ¿cómo aprenderías?
  8. Expresa afecto, respeta a los demás sin dejar de respetarte a ti misma
  9. Cuando te encuentres en alguna situación en la que no se respeten tus derechos, persiste e insiste

La asertividad es una habilidad que podemos aprender, siendo conscientes y practicando. Nos facilita unas mejores relaciones, nos ayuda a hacer cambios y a lograr nuestras metas personales y profesionales.

 

*Este post fue publicado primeramente en el blog Thiomucase en el que colaboro como coach personal.

Imagen: Shutterstock

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies