Seleccionar página
La comunicación no verbal es más potente que el contenido… depende

La comunicación no verbal es más potente que el contenido… depende

Tu-comunicación-no-verbal-es-más-potente-que-tus-palabrasPuede que hayas escuchado o leído que la comunicación no verbal es más importante que las palabras, más importante que el contenido del mensaje que comunicamos. Todas las personas, unas más que otras utilizamos gestos y signos para comunicarnos, gestos que expresan actitudes, pensamientos, sentimientos y emociones. Entre las diferentes formas de comunicación no verbal encontramos el gesto, la postura, o la respiración.

Alfred  Mehrabian profesor emérito de psicología, en sus estudios indicó que al comunicarnos un 7% de nuestra comunicación es verbal, corresponde a las palabras, al contenido del mensaje, “lo que se dice”, un 38% corresponde a la parte vocal o paraverbal, cómo empleamos la voz (entonación, proyección, tono, énfasis, pausas, resonancia) y un 55% corresponde al lenguaje corporal,  “cómo se dice” (gestos, posturas, miradas, movimiento de ojos, respiración).

De estos estudios se podría extraer que una parte bastante importante a la hora de comunicar un mensaje es a través de nuestro tono de voz y nuestro lenguaje corporal… ¡Falso! No nos podemos olvidar de un pequeño matiz, la Regla del 7-38-55 cómo así se denomina, sólo es posible cuando comunicamos emociones, sentimientos y estados de ánimo. En el estudio de A. Mehrabian los participantes hablaban de sus propias emociones y sentimientos.

Cuando comunicamos estados de ánimo, emociones o sentimientos nuestro lenguaje corporal va a tener un papel primordial en la persona a la que nos dirigimos (ya sea a la pareja, amigos o conocidos) al contrario que ocurre cuando se comunican ideas, proyectos o estudios ya sea en reuniones, presentaciones o charlas dónde se utiliza más la lógica y la razón y el contenido es primordial.

La comunicación no verbal amplía y detalla la comunicación verbal aunque, si “lo que se dice” , contenido y “cómo se dice”, cuerpo entran en conflicto aparece la incongruencia, “lo que digo” no concuerda con “cómo lo digo” y es entonces cuando el mensaje no se entiende, no surge  ningún efecto en quién te escucha y lo peor, no te creen. Imagina que estás transmitiendo la importancia de una actitud positiva con el puño de la mano cerrado y apretado o con la espalda encorvada.

A partir de ahora, si alguien te comenta o lees en algún blog o web que el lenguaje no verbal es el factor más importante en una comunicación puedes responder que… depende.

La comunicación verbal y no verbal necesitan ir de la mano para transmitir un mensaje congruente, sincero y que se comprenda.

Aquí van un par de enlaces que he encontrado interesantes sobre comunicación no verbal y la Regla del 7-38-55:

Imagen: Google

¡ilusa!

¡ilusa!

El mapa no es el territorio 

¿Cuántas veces lo he repetido y me lo he repetido?

Hace unos días presencié una actitud y una forma de expresar que me hizo revolver la tripa. Una forma de comportamiento y actitud que John Whitmore  llama el “ordeno y mando”, la conducta que se sitúa en el extremo opuesto al Coaching

Observando la situación, me quedé por unos momentos aturdida mientras me llegaban preguntas ¿Cómo puede ser que aún haya personas que utilicen ese modelo para comunicarse? ¿No hemos aprendido “todos” que esa forma de comunicar no lleva a buen puerto? ¿No hemos aprendido que esa forma de comunicar disminuye el desarrollo del otro? ¿No hemos aprendido que esa forma nos aleja del otro? ilusa.

El “ordeno y mando” provoca enfado, asusta y desanima, como resultado, las personas se callan (¿Para qué? Tampoco me van a escuchar…), se muestran sumisas y a las espaldas del otro se comportan de manera diferente, aparece el resentimiento y como no el rendimiento disminuye. Y eso que, en realidad parece estar bajo control, no lo está.

 

Mi amígdala se puso en marcha y dejé que entrara la rabia, hasta que volvió a mí la frase mágica ¡Tu mapa no es el territorio!

Me alejé de la situación, reposé, ¿Para qué utiliza ese tipo de comunicación? ¿Qué es lo que quiere conseguir? Cada uno tiene sus razones y no está en mi labor escudriñar en la mente del otro.

 

Como personas únicas y singulares, cada uno de nosotros tenemos nuestro propio mapa conformado por las experiencias y creencias que hemos vivido. Podemos compartir “calles” de nuestro mapa con el otro sin olvidar que no está ni mejor ni peor asfaltada, que no es ni mejor ni peor que la calle del otro.

El “ordeno y mando” aún sigue estando a la orden del día y es mi responsabilidad aceptarlo y poner mi granito de arena para que podamos tomar consciencia de los beneficios que nos aporta mantener unas relaciones sanas, pacíficas y de aceptación hacia el otro.

Una experiencia, para abrir los ojos, tomar consciencia, re-aprender, aceptar y dar gracias.

Desmontando los porcentajes del lenguaje corporal de A.Mehrabian

Desmontando los porcentajes del lenguaje corporal de A.Mehrabian

Quizá hayas oído hablar de los datos casi universales del experimento de Albert Mehrabian en 1967 sobre la comunicación no verbal, seguro que si. Los resultados de este experimento fueron: la parte verbal contenía sólo un 7% del significado en la comunicación, el tono, el volumen y la entonación un 38% y el lenguaje corporal, (gestos, expresiones) un 55%. 

Bien, en el libro “Porqué necesitas un coach” de Juan Carlos Cubeiro (@juancarcubeiro) en el capítulo sobre comunicación, cita a Jesús Enrique Rosas (@neurogerencia), experto en comunicación, dónde en uno de sus artículos del blog “desmonta” la “universalidad” del experimento de Mehrabian, descubriéndonos algunas características:

Jesús Enrique Rosas primero aclara que: ” El proyecto consistía en pedirle a una persona que dijera una palabra (Leyeron bien, UNA palabra), como por ejemplo “Querido” o “Terrible”, y un observador tenía que determinar la relevancia semántica (qué significa la palabra per se) y si el tono de voz y la expresión facial era importante para enfatizarlo. Suena bastante sencillo… “

 

  • Según el proyecto el 55% de la comunicación es lenguaje corporal. Si sólo se observó la relevancia de la palabra, el tono de voz y la expresión facial, este 55% solo puede aplicarse a las expresiones faciales y no al conjunto del lenguaje corporal ya que no se estudió la postura o la kinesia (ciencia que estudia los movimientos y expresiones corporales como medio de comunicación no verbal).
  • El análisis sólo implicaba una gama de emociones “positivas” y “negativas”, no un matiz de emociones diversas (como las propuestas por Paul Ekman, y las microexpresiones del rostro: repugnancia, alegría, ira, miedo, sorpresa, tristeza, desprecio, entusiasmo, orgullo, etc).
  • Como sólo se refería a una sola palabra, la semántica del contexto (el significado, el sentido o interpretación) era inexistente y es un aspecto importante para la comunicación verbal. …“no tenemos ningún problema para identificar el sarcasmo cuando leemos un libro”
  • Ningún hombre participó en el estudio. Los resultados sólo se aplican para las mujeres. No podemos generalizar.
  • Jesús Enrique Rosas, también comenta que Albert Mehrabian ha aclarado estos puntos muchas veces y desmentido en alguna ocasión que esta regla del “7-38-55” sea universal y concluyente.
Es obvia la importancia del lenguaje corporal y verbal, como dice @juancarcubeiro “..no hay maneras de “deconstruir” qué es verbal, no verbal o paraverbal. Todo tiene su importancia”.

Una buena opción es olvidarnos de los porcentajes y centrarnos en ser congruentes y coherentes en todos los aspectos de nuestra comunicación.
Un saludo,