Seleccionar página

Tu-comunicación-no-verbal-es-más-potente-que-tus-palabrasPuede que hayas escuchado o leído que la comunicación no verbal es más importante que las palabras, más importante que el contenido del mensaje que comunicamos. Todas las personas, unas más que otras utilizamos gestos y signos para comunicarnos, gestos que expresan actitudes, pensamientos, sentimientos y emociones. Entre las diferentes formas de comunicación no verbal encontramos el gesto, la postura, o la respiración.

Alfred  Mehrabian profesor emérito de psicología, en sus estudios indicó que al comunicarnos un 7% de nuestra comunicación es verbal, corresponde a las palabras, al contenido del mensaje, “lo que se dice”, un 38% corresponde a la parte vocal o paraverbal, cómo empleamos la voz (entonación, proyección, tono, énfasis, pausas, resonancia) y un 55% corresponde al lenguaje corporal,  “cómo se dice” (gestos, posturas, miradas, movimiento de ojos, respiración).

De estos estudios se podría extraer que una parte bastante importante a la hora de comunicar un mensaje es a través de nuestro tono de voz y nuestro lenguaje corporal… ¡Falso! No nos podemos olvidar de un pequeño matiz, la Regla del 7-38-55 cómo así se denomina, sólo es posible cuando comunicamos emociones, sentimientos y estados de ánimo. En el estudio de A. Mehrabian los participantes hablaban de sus propias emociones y sentimientos.

Cuando comunicamos estados de ánimo, emociones o sentimientos nuestro lenguaje corporal va a tener un papel primordial en la persona a la que nos dirigimos (ya sea a la pareja, amigos o conocidos) al contrario que ocurre cuando se comunican ideas, proyectos o estudios ya sea en reuniones, presentaciones o charlas dónde se utiliza más la lógica y la razón y el contenido es primordial.

La comunicación no verbal amplía y detalla la comunicación verbal aunque, si “lo que se dice” , contenido y “cómo se dice”, cuerpo entran en conflicto aparece la incongruencia, “lo que digo” no concuerda con “cómo lo digo” y es entonces cuando el mensaje no se entiende, no surge  ningún efecto en quién te escucha y lo peor, no te creen. Imagina que estás transmitiendo la importancia de una actitud positiva con el puño de la mano cerrado y apretado o con la espalda encorvada.

A partir de ahora, si alguien te comenta o lees en algún blog o web que el lenguaje no verbal es el factor más importante en una comunicación puedes responder que… depende.

La comunicación verbal y no verbal necesitan ir de la mano para transmitir un mensaje congruente, sincero y que se comprenda.

Aquí van un par de enlaces que he encontrado interesantes sobre comunicación no verbal y la Regla del 7-38-55:

Imagen: Google