Seleccionar página
Twitter y búsqueda de empleo: Tu perfil

Twitter y búsqueda de empleo: Tu perfil

Twitter y empleo

Los medios y redes sociales están aquí y han venido para quedarse. No hay excusas para no esta presente en las redes sociales tanto si tu principal trabajo en la actualidad es buscar un empleo o si quieres transformarte profesionalmente.

Ahora, es un sí o sí estar en las redes. Cuidado, tampoco es necesario estar en todas y solo estar cuándo te has quedado sin empleo no es lo más recomendable.

Twitter es una excelente herramienta de comunicación para usuarios y marcas y ofrece a los profesionales de RRHH, a los reclutadores información valiosa sobre posibles candidatos.

“Cuando hablamos de buscar empleo, LinkedIn sigue siendo la red social en la que más confían los españoles, como ha señalado el 87,5%. Para el 29,5%, en cambio, Twitter es más apropiada, y para el 27,7%, Facebook”. Informe Global Adecco: Búsqueda de empleo y reputación digital en la era 3.0 (II) 

Este artículo puede interesarte si estás buscando empleo, si tienes en mente cambiar de trabajo o conocer que se cuece en tu sector, en definitiva, si quieres sacarle partido y darle un uso más profesional a tu cuenta de Twitter. Twitter puede ser tu red aliada para transmitir y dar visibilidad a tu marca personal, facilitarte contactos y conexiones, establecer vínculos y aprender muchísimo.

Si crees que no vas a poder dedicarle tiempo, si crees que no vas a ser capaz de entender como funciona, si vas a dejar que tu foto de perfil sea un huevo, para un momento y valora abrir una cuenta. Eso no sería estar en la red. Estar lo estarás pero  ¿de qué manera?

Tu perfil de Twitter

  • Tu nombre, debe ser el real, claro y completo para dar más transparencia y credibilidad. Pasa a menudo que no eres el único con tu nombre, en ese caso haz lo posible para que coincida al máximo. En cuanto a tu nombre de usuario (precedido por la arroba @tunombre), lo mismo, claro, que se pueda recordar y si no es posible tu nombre entero haz que coincida al máximo.
  • La foto de perfil con tu rostro, que se te reconozca y no olvides tu sonrisa. Como dice en la bio Paula Fernández Ochoa (@paulafdezochoa): La sonrisa no quita profesionalidad”, acertadísimo. Ten en cuenta las medidas, para el perfil son 400 x 400 px.
  • Tu bio: Tu biografía es la información concisa en 160 caracteres que resume quién eres, define tus competencias laborales y/o logros profesionales. Es como un mini currículum, pero es recomendable equilibrar el contenido sobre tus conocimientos y habilidades profesionales con tu información personal. Trabájala, reléela, haz las modificaciones necesarias hasta que des con aquella que refleje tu personalidad y refleje aquello que quieres conseguir.
  • Puedes optimizar tu bio con palabras clave precedidas por la #, hashtags, sobre tu profesión, tu sector o tus intereses profesionales, usándolas con moderación. Puedes mencionar la cuenta de Twitter en la que colaboras y anotar de que van a tratar tus tuits. Necesario, que sea una “bio humana” ¿Con qué disfrutas? ¿Cuál es tu hobby? y algunas recomendaciones más: olvídate de “experto en…” o “gurú”, olvídate de abreviar, de pedir que te sigan, olvídate de las mayúsculas que parecen gritos. Apuesta por una biografía sencilla, clara, concreta y si es posible creativa.
  • Justo debajo de la bio en el perfil se incluye la localización. Puede que te interese añadir el lugar donde vives para que tu perfil sea más concreto.
  • En la sección de enlace incluye la url —mejor no utilices acortadores— de tu blog, de tu cuenta en LinkedIn o de about.me.
  • La cabecera es recomendable que complemente a tu bio. Las medidas son 1500 x 500 px. (máx. 3MB). Inserta una imagen de tu blog o si eres creativa/o créala, por ejemplo, en canva.com.

Una cuenta de Twitter aparece en los resultados de búsqueda de Google. En breve Google mostrará también tuits en los resultados, en EEUU ya funciona.

Y hasta aquí un perfil de Twitter básico profesional. Ahora toca llevarlo a la práctica. Si tienes alguna idea más o quieres compartir tu opinión estaré agradecida si me dejas tu comentario.

Marca personal, desde dentro hacia fuera

Marca personal, desde dentro hacia fuera

marca personal | vickimuns.comSe habla mucho de marca personal… ¿Qué es? Aquí tienes una pincelada.

Buscas trabajo, estás cansado/a de tu actual trabajo, quieres mejorar o cambiar profesionalmente y la situación actual no es muy propicia. Necesitas diferenciarte. La Marca Personal (o el proceso, Personal Branding) es el resultado de un proceso para definir, gestionar y comunicar aquello que te diferencia de los demás y que aporta un beneficio a las personas.

Desde dentro hacia fuera.

La marca personal se construye desde dentro, no desde fuera. Una marca personal no es sólo imagen. Es un ejercicio de introspección, como cuenta Neus Arqués en su libro. Un mirarte hacia dentro, un mostrar quién eres, ser auténtico y no aquello que se pretende ser. Se trata de identificar tus valores, tus habilidades y actitudes, de diseñar tu plan de ruta, de fijarte objetivos y planear acciones. Es esta etapa cuando un coach puede ayudarte a re-conocerte.

Si no te ven

Un proceso de marca personal también tiene que ver con el posicionamiento, la visión de nosotros mismos y la reputación. Lo que los demás opinan de mí o de algo. Ahora, para posicionarte y tener reputación necesitas ser visible dentro y fuera de la red. En la nube tienes la oportunidad de crear, buscar y compartir información y además dar tu opinión. ¿Has buscado alguna vez tu nombre en Google? Googleízate, ¿Qué dice de tí?

Planea tu estrategia de comunicación.

Tienes puertas abiertas para poder comunicar tu marca, desde un currículum bien elaborado, con información relevante, en papel y online, un sitio web dónde reflejar tu misión, tus valores, tus servicios, un blog para postear artículos especializados, actualizar contenidos e interactuar con tus seguidores, estar presente en las redes sociales (no hace falta estar en todas, escoge) y como no, charlas, presentaciones, talleres, escribir una guía o un manual especializado o incluso un libro.

Y ¿Para qué?

Para conocerte mejor, para descubrir tus valores personales y tus competencias, para identificar y definir tus objetivos, para ser valorado y reconocido, para mejorar tus relaciones profesionales, para promocionarte…

¿Te animas a dejar tu granito de arena?

Si quieres más, en la web de Guillem Recolons (@guillemrecolons) encontrarás estas 23 definiciones de expertos sobre marca personal

Saludos,

Se trata de ser congruentes…

Se trata de ser congruentes…

El otro día leía en el blog marcapropia de Andrés Pérez Ortega (@marcapersonal) un post en el que comentaba su experiencia en los cursos que impartió (antes de la crisis) a gente joven que se incorporaba a una caja de ahorros:
“…Una de las cosas que me comentaban es que estaban sometidos a mucha presión para “colocar” productos financieros a grupos de clientes poco preparados pero que aceptaban su palabra porque confiaban en ellos. Algunos de estos jóvenes profesionales no lo veían bien pero “tenían” que hacerlo para que no les echasen. Otros simplemente estaban encantados porque les permitía ascender rápidamente…”

“…Estoy convencido que muchos de quienes colocaron “preferentes”, hipotecas impagables o simplemente productos financieros infumables a jubilados o gente que confiaba en su palabra sabían que aquello no estaba bien. Pero siguieron haciéndolo para conseguir ese ascenso o simplemente para que no les echasen.

Y ahí es donde entra el “SI, PERO…”. Si, ya sé que no estoy haciendo lo correcto, pero… (tengo que pagar mi hipoteca, voy a tener un hijo, acabo de comprarme un coche…)…”

Justo este tema apareció en una comida familiar en la que nos quejábamos de los bancos, de lo corruptos que son los políticos, comentábamos que eso no se podía consentir, que la culpa la tenían ellos, que las cosas “deberían” cambiar… Y a todo esto apareció la pregunta, ¿qué hacemos nosotros con todo esto? 
Opiniones para todos los gustos, unos comentaban que tocaba “aguantar” y esperar que las cosas cambiaran, otros no sabían, otros opinábamos que si no queríamos que esto sucediera habría que cambiar las cosas y que era algo que empezaba con nosotros mismos.
¿Por qué sigues teniendo la cuenta en ese banco? ¿Por qué siempre votas al mismo partido político y te sigues quejando? y ¿Para qué? Las respuestas fueron sencillas, porque es más fácil, porqué no te vas a salir de lo marcado, porqué escogemos la vía más cómoda, la que en principio creemos que nos traerá menos problemas, la denominada zona de confort, pero que resulta que conlleva más problemas de lo que pensábamos.
Decimos y decimos… pero algunas veces no actuamos en consecuencianuestros principios y valores se desconectan, se pierden entre lo que pensamos, decimos y hacemos. Nuestros pensamientos, palabras y acciones viajan en trenes diferentes en los que no hay correspondencia alguna con la congruencia y de eso, si somos responsables cada uno de nosotros.

“La culpa te paraliza. Cuando estás constantemente culpando a fuerzas externas por las cosas que te suceden, les estás dando tu control. El Dr. Wayne Dyer dice que eres una víctima cada vez que te encuentras fuera del control de tu vida. Culpar a otros por la forma en que tu vida es, les da el control@NFdeVega

Tratemos de ser congruentes, empecemos por algo pequeño, empecemos a tomar conciencia de una pequeña incongruencia, dediquemos tiempo a reflexionar que es lo que realmente queremos ser y en qué mundo queremos vivir, preguntémonos el cómo y el para qué para tomar decisiones importantes, para pensar, sentir, decir y actuar hacia una misma dirección.

 

Saludos.
Imagen: Lee Scott